7 maneras para comenzar el Año Nuevo de manera sana
Estamos a punto de comenzar un nuevo año, una época en la cual las personas de todo el mundo piensan: “El pasado pisado. ¡Bienvenido lo nuevo!”
NO IMAGE

Ya sea dar vuelta a la página del calendario que sucede en todas partes del mundo en esta época del año, o un nuevo comenzar espiritual que está en el centro de la celebración judía Rosh Hashanah (en septiembre u octubre) y la celebración budista de Songkran en Tailandia (en abril), todos los humanos tenemos una tendencia a asociar la llegada de un nuevo año con la oportunidad de intentar nuevamente y de hacer borrón y cuenta nueva. También es una época para mirar hacia adelante, esperando lo mejor de los meses que están por venir.

Para algunos, eso puede significar el comienzo de un programa de entrenamiento físico o comer bien. Para otros, puede significar asumir un compromiso para pasar más tiempo con la familia y amigos.

Cualquiera que sea el plan que tengas para “comenzar el año” este 2016, presentamos siete maneras que puedes adoptar para vivir al máximo y de manera más sana mientras nos preparamos para darle la bienvenida al año nuevo.

1. Logra una actitud de gratitud.

Desde un punto de vista psicológico y fisiológico, ser agradecido es bueno para tu salud. El Dr. Robert A. Emmons, un profesor de psicología de la University of California, Davis, ha basado su trabajo en el estudio científico de “gratitud: sus causas, sus posibles efectos en la salud humana y el bienestar”. La investigación, que realizó junto a su colega Michael E. McCullough, demuestra que agradecer lo que uno tiene no solo reduce la depresión y el estrés y disminuye la presión arterial, sino que también puede desacelerar los efectos del envejecimiento.

2. Comprométete con estar en buen estado físico.

No es necesario que te conviertas en un atleta de categoría mundial para levantarte y comenzar a moverte más este nuevo año. Tal vez puedes ponerte la meta de completar una carrera de 5 kilómetros hacia fines de 2016. Tal vez, algo más realista sea caminar por el parque más cercano dos veces por semana; o dejar el automóvil en el hogar para hacer los mandados y realizarlos en bicicleta. Lo importante es que busques una rutina que te sirva, y que puedas mantener a largo plazo.

3. Haz que dormir bien sea una prioridad.

Es difícil sentirse bien si estás exhausto. Muchas investigaciones científicas prueban que dormir es fundamental para nuestra salud general. No solo dormir bien ayuda a no aumentar de peso, sino que puede reducir los factores de riesgo para los ataques cardíacos, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades crónicas como la diabetes. También te ayuda a pensar con claridad. ¿Y quién no desea comenzar el año nuevo con una mente ágil?

4. Ponte como meta fortalecer las relaciones sociales.

¿Piensas que reunirte con tu familia y amigos es lindo pero no es necesario? Como señala el Women’s Health Watch de Harvard Medical School, “decenas de estudios han demostrado que las personas que tienen buenas relaciones con su familia, amigos y comunidad son más felices, tienen menos problemas de salud y viven por más tiempo”. Y viven mejor. Los científicos han descubierto que estas interacciones regulares ayudan a “aliviar los niveles dañinos de estrés que pueden afectar de forma negativa las arterias coronarias, el funcionamiento intestinal, la regulación de la insulina y el sistema inmunológico”. Y lo mejor es que estar en contacto con otra persona no requiere dinero ni habilidades especiales.

5. Busca maneras de mejorar la vida de otra persona.

Le hemos preguntado a millones de personas en todo el mundo qué es lo que los hace sentir más completos, y DAR ha estado entre las tres respuestas más populares. No importa dónde vivamos, siempre hay personas, causas u organizaciones que pueden beneficiarse a partir de nuestro tiempo, experiencia o recursos. No solo porque somos humanos biológicamente programados para compartir con otros, sino que una investigación del neurocientífico del Instituto Nacional de Salud Jorge Moll demostró que al hacerlo recibimos un estímulo llamado “Helper’s High,” gracias a la liberación de los neurotransmisores de la sensación de placer.

6. Haz que aprender sea un hábito de por vida.

¿Siempre has querido estudiar un idioma? ¿Desde chico has querido aprender a tocar un instrumento? Tal vez, este año sea el momento para tomar ese desafío. Aprender es muy importante, sobre todo a medida que crecemos, afirma la Association for Psychological Science. Estudiaron 221 adultos de entre 60 y 90 años que pasaron 15 horas semanales aprendiendo una nueva habilidad. Luego de tres meses, aquellos que tomaron habilidades que requerían una participación activa y procesos cognitivos de alto nivel (como puede ser la fotografía digital y la técnica quilting) mostraron mejoras en la memoria en comparación con aquellos que solo se involucraron en interacciones sociales y actividades mentales menos exigentes como escuchar música clásica. Esta es otra razón para ejercitar nuestro cerebro en forma periódica.

7. Haz que mantenerte saludable sea una prioridad.

Todos estamos ocupados, y es sencillo posponer ese control médico, el examen de visión o examen médico. Pero ahora que se aproxima el nuevo año, ¿por qué no hacer una pausa y programar las visitas al médico e incentivar a nuestros seres queridos y amigos a que hagan lo mismo? Después de todo, la buena salud es la base para comenzar todo lo que queremos lograr este nuevo año. ¿Por qué no adelantarte e invertir en lo más preciado que tienes?